DESARTERIALIZACION HEMORROIDAL GUIADA POR DOPPLER

La patología hemorroidal es una patología frecuente, que origina un menoscabo en la calidad de vida de los pacientes, que puede cursar con dolor, prurito ( es decir, picor en la región perianal), y prolapso de las hemorroides, lo cual puede impedir realizar las actividades de la vida cotidiana.

Existen múltiples tratamientos descritos en el tratamiento de esta patología, desde terapias conservadoras relacionadas con cambios de los hábitos de alimentación e higiene hasta terapias quirúrgicas para erradicar el trastorno.

La desarterialización hemorroidal se describió en 1995 por Morinaga. La técnica consiste en localizar el plexo hemorroidal ( es decir, los vasos que nutren la hemorroide) mediante una sonda Doppler, y posteriormente se trata dicho plexo mediante un punto de sutura. Este procedimiento se repite en todas la hemorroides que se detecten ( generalmente en torno a 6).

Mediante esta técnica, se consigue tratar las hemorroides sin tener que extirparlas, como se realiza de forma convencional, lo cual está en relación con un postoperatorio más favorable, pues se consigue realizar la técnica con un dolor mínimo.