TRATAMIENTO INTEGRAL DEL RECTOCELE

El rectocele de define como la protusión (hernia) del recto hacia la pared posterior de la vagina. (ocasionalmente puede aparecer en varones, protuyendo el recto hacia la región prostática)

rectocele

Es una patología frecuente, y generalmente minusvalorada, siendo tolerada por las pacientes durante mucho tiempo, pese a que puede ocasionar síntomas muy molestos como la sensación de masa vaginal (principalmente al realizar la defecación), dolor con las relaciones sexuales, e incluso prolapso del rectocele a través de la vagina. A nivel rectal, el principal síntoma es la aparición de dificultad para evacuar con la defecación (síndorme de defecación obstructiva), ocasionando dolor, estreñimiento o tenesmo( es decir, sensación de no haber terminado la defecación) ocasionando que en ocasiones haya que ir al baño en repetidas ocasiones.

Es posible tratar el rectocele mediante mediadas higiénico-dietéticas, principalmente mediante el uso de fibra exógena y un adecuado consumo de agua, sin embargo, cuando el rectocele no mejora con tratamiento médico, es preciso realizar una intervención quirúrgica.

Esta intervención puede realizarse por vía vaginal, rectal, perineal, a través del abdomen (rectopexia laparoscópica) , y en ocasiones, mediante una combinación de abordajes.

 

 

A la hora de valorar el tratamiento quirúrgico de los trastornos del suelo pélvico, incluído el rectocele, es preciso realizar un diagnóstico correcto y una historia clínica exhaustiva, para determinar la gravedad de los síntomas, y determinar el mejor tratamiento posible. El uso de la ecografía endoanal (EAA) y de la ecodefecografía, son de una gran utilidad para el diagnóstico yb estadificación de esta patología.

Anuncios

RECTOPEXIA LAPAROSCÓPICA

Los trastornos del suelo pélvico se producen por una debilidad ,o incluso un daño directo a la muculatura que conforma el suelo de la pelvis.

Frecuentemente ( aunque no de forma exclusiva) afecta a mujeres tras los embarazos y el parto, y también a medida que con la edad, se va debilitando la sujeción de esta musculatura.

Estas alteraciones, en ocasiones, se manifiestan con la aparición de prolapsos de órganos pélvicos, como pueden ser prolapsos rectales, vaginales o uterinos (colpocele e histerocele), vejiga (cistocele) así como rectocele (protusión del recto en la cara posterior de la vagina).

Mediante la rectopexia laparoscópica, o la rectosacrocolpopexia laparoscópica, se consigue realizar una reparación del suelo de la pelvis de forma global, generalmente mediante la colocación de una malla, que permite reparar los trastorno del recto y el tabique rectovaginal, permitiendo además realizar una sujeción añadida del útero y la vagina así como de la vejiga se fuera necesario.

El abordaje mínimamente invasivo mediante laparoscopia favorece la disminución de la agresión, permitiendo por tanto un menor dolor postoperatorio y un alta precoz.

 

TAMIS. ABORDAJE TRANSANAL MINIMAMENTE INVASIVO.

El abordaje de las lesiones rectales puede en ocasiones ser complejo, ya que por su localización, estas lesiones presentan una dificultad añadida en el tratamiento quirúrgico, asociando en ocasiones una significativa morbimortalidad al realizarse intervenciones resectivas por vía abdominal e incluso transanal.

La aparición de las técnicas mínimamente invasivas, y su implantación en el abordaje transanal, han permitido que se puedan abordar estas lesiones por vía transanal mínimamente invasiva.

En el TAMIS (Transanal Minimally Invasive Surgery), se introduce un dispositivo de puerto único por vía transanal, y de esta manera se pueden abordar diferentes lesiones rectales, como tumores benignos no resecables por vía endoscópica, e incluso tumores malignos en estadíos iniciales de la enfermedad.

La técnica se basa en la extirpación de la lesión rectal completa, con márgenes de resección adecuados, extirpando la pared rectal con espesor completo ( es decir, todas sus capas), por lo que en casos seleccionados, constituye una alternativa mínimamente invasiva para el tratamiento de lesiones benignas y malignas del recto, evitando la posible morbimortalidad asociada a la resección rectal radical.

Es preciso realizar un correcto estadiaje local y regional preoperatorio para valorar la indicación de este abordaje para las lesiones rectales.

DESARTERIALIZACION HEMORROIDAL GUIADA POR DOPPLER

La patología hemorroidal es una patología frecuente, que origina un menoscabo en la calidad de vida de los pacientes, que puede cursar con dolor, prurito ( es decir, picor en la región perianal), y prolapso de las hemorroides, lo cual puede impedir realizar las actividades de la vida cotidiana.

Existen múltiples tratamientos descritos en el tratamiento de esta patología, desde terapias conservadoras relacionadas con cambios de los hábitos de alimentación e higiene hasta terapias quirúrgicas para erradicar el trastorno.

La desarterialización hemorroidal se describió en 1995 por Morinaga. La técnica consiste en localizar el plexo hemorroidal ( es decir, los vasos que nutren la hemorroide) mediante una sonda Doppler, y posteriormente se trata dicho plexo mediante un punto de sutura. Este procedimiento se repite en todas la hemorroides que se detecten ( generalmente en torno a 6).

Mediante esta técnica, se consigue tratar las hemorroides sin tener que extirparlas, como se realiza de forma convencional, lo cual está en relación con un postoperatorio más favorable, pues se consigue realizar la técnica con un dolor mínimo.

 

 

Ligadura hemorroidal con banda elástica (BANDING)

La patología hemorroidal es un problema frecuente que ocasiona un menoscabo importante en la calidad de vida de los pacientes.

El mejor tratamiento consiste en una buena alimentación, con un consumo adecuado de fibra en la dieta y evitar el estreñimiento, causa fundamental en la aparición de este problema.

Existen muchas alternativas posibles en el tratamiento de la patología hemorroidal.

La ligadura hemorroidal consiste en la colocación de una banda plástica alrededor de la hemorroide. De esta manera se consigue que el tejido sobre el que actúa la banda hemorroidal, se isquemie, ( es decir, se elimina el flujo sanguíneo a la hemorroide), y finalmente se estrangula. El tejido desvitalizado se desprende entre 3 y 7 días.

Se trata de un procedimiento que se puede realizar en régimen ambulatorio, (en la propia consulta), escasamente doloroso, y está indicado para el tratamiento de las hemorroides internas en algunos casos.

 

REPARACION QUIRURGICA DEL ESFINTER ANAL EN EL TRATAMIENTO DE LA INCONTINENCIA (ESFINTEROPLASTIA)

La etiología de la incontinencia fecal es múltiples, y en ocasiones se pueden asociar varios factores en su desarrollo.

Las lesiones del aparato esfinteriano tras la cirugía, y principalmente las lesiones obstétricas, es decir, las lesiones ocasionadas en esfínter anal tras el parto (sobre todo se ha sido instrumentado con fórceps, o bien si ha precisado de episiotomía y posterior sutura del peroné) son la principal causa de incontinencia fecal asociada a daño o rotura esfinteriano.

La reparación quirúrgica del esfínter anal (esfinteroplastia) es un tratamiento mediante el cual se realiza una sutura o plicatura del esfínter anal, consiguiendo una reconstrucción anatómica de la zona. De esta manera se consigue mejorar y en ocasiones corregir la sintomatología de la incontinencia fecal.

Sin embargo, es preciso realizar un correcto examen físico , así como un estudio mediante prueba de imagen, principalmete Ecografía endoanal (EAA) para identificar la rotura del esfínter, su localización, así como la magnitud del defecto, para, de esta manera, poder indicar de forma correcta la intervecnión quirúrgica.

Inyección de Bulking Agents (BULKING) en el tratamiento de la incontinencia fecal.

El origen de la incontinencia fecal en ocasiones en multifactorial.

Cuando es posible realizar una corrección quirúrgica, porque exista un defecto reparable a nivel del esfínter anal, entonces la terapia debería ser quirúrgica en inicio.

Sin embargo existen situaciones en las que no es posible reparar el aparato esfinteriano, o bien el resultado de el tratamiento mediante otras terapias no es óptimo.

En estos casos existe una alternativa en la inyección de Bulky agents ( Bulking). Mediante esta terapia, se inyecta una sustancia a nivel del aparato esfinteriano  de manera que se consigue aumentar el espesor del esfínter, y de esta manera, mejorar la función muscular y por tanto la continencia.

Existen diversas alternativas en cuanto a las sustancias a inyectar, así como la periodicidad de las mismas.

Esta terapia mínimamente invasiva puede realizarse de forma ambulatoria, precisando en ocasiones de sedación para minimizar la molestia asociada a la inyección.

 

NEUROMODULACIÓN DEL NERVIO TIBIAL POSTERIOR (NMTP).

Son muchas las posibles alternativas en el tratamiento de la incontinencia fecal (IF), según la causa que la origine, el tiempo de evolución y la gravedad de los síntomas.

La NMTP se basa en la estimulación del nervio tibial posterior, que es sensitivo y motor, estimulando de forma retrógrada las raíces sacras y también con efectos en la corteza cerebral.

Introducimos un electrodo ( pequeña aguja) a nivel del maléolo interno, cerca del tobillo, y se realiza la estimulación del nervio a este nivel.

images

La duración del tratamiento es de aprox 30 minutos en sesiones semanales o quincenales de forma ambulatoria en la consulta.

Mediante esta terapia (prácticamente indolora) se consiguen tratar algunos casos de incontinencia fecal y urinaria, sobre todo cuando el tratamiento quirúrgico no está indicado, así como en casos de incontinencia idiopática (sin causa objetivable).

TRATAMIENTO DE LA INCONTINENCIA FECAL

Entendemos por incontinencia fecal (IF) como la incapacidad de controlar el tránsito intestinal, pudiendo ocasionar la pérdida involuntaria de gas o heces.

Existen multitud de causas relacionadas con la aparición de la incontinencia fecal, ya sean idiopáticas (de causa no conocida), daño nervioso o muscular tras el parto o cirugías previas etc. por lo que el tratamiento que debe adoptarse dependerá en gran medida de la severidad de la incontinencia y de la causa que la provoque.

La IF es, sin duda, un problema altamente infradiagnosticado, ya que se trata de un tema tabú en muchas ocasiones, lo cual hace que el paciente no busque la ayuda necesaria, por lo que en caso de presentar IF, busque la ayuda profesional adecuada.

 

Es fundamental realizar un diagnóstico fidedigno si queremos aplicar el tratamiento correcto de la IF ya sea éste médico o quirúrgico.

La ecografía endoanal es una herramienta muy útil en estos casos, ya que nos permite identificar la anatomía del canal anal, y demostrar la integridad del aparato esfinteriano o si existen defectos a este nivel.

Más información https://drjaviervaldes.com/incontinencia-fecal/

 

HAEMORRHOIDAL ARTERIAL LIGATION

Haemorrhoidal disease is a common problem, with a clear impact in patients´s quality of life. Usually associated with pain, pruritus (meaning perianal itching) and haemorrhoidal prolapse, which can alter normal day activities.

Different tratments have been described, from conservative treatments in order to change alimentary and hygienic habits, up to more radical surgical techniques to try to ease this problem.

Arterial dearterialization was first described by Morinaga in 1995. Surgical technique implies localization of the haemorrhoidal plexus (meaning blood vessels feeding the haemorrhoid) by a doppler probe and then suturing it with a Stich. This procedure is repeated in all the haemorrhoids revelaed ( usually up to 6).

By this procedure, we can treat the haemorrhoid without excising it, thus allowing for a better postoperative recovery, associating less pain than coventional haemorrhoidal excision.